13 jul. 2011

Serrat

Serrat es el ídolo de mi amigo Luis, de Almería, que lo ha ido a ver siempre que ha podido. Hace muchísimo tiempo (como un año) que no hablo on él, y como hoy me he acordado voy a poner lo que más me gusta de Serrat.
No soy católica, pero esta canción me parece una maravilla viniendo de un catalán.
Y esta también me gusta, aunque haya terminado por quedarme, para siempre, lejos del mar, concretamente a más de media hora en coche.
Bueno, ¿Qué no habeis hecho en las playas del Mediterráneo? Yo todavía ando temiendo salir en youtube... Qué cabezita la mía. Esta última canción es la primera vez que la voy a escuchar, pero decía Luis que era la mejor:
Bueno, como gustos hay colores.
El próximo sabado voy a Almería y lo voy a llamar, a ver si nos vemos y me cuenta como siguen las cosas por el Alcampo...Si encuentro el número, porque perdí todo la agenda del móvil el verano pasado.
Una última, para los viajeros:
Cuando dejé Granada para no volver más que de visita, yo no lo sabía...Creo que en toda mi vida nunca he sabido qué iba a hacer a continuación. En pocos meses ibamos a volver, habrirían el nuevo hiper (que a estas alturas aún no han abierto) y volveríamos. Pasado un tiempo volví yo sola, pero sólo para irme de nuevo meses después. Ya no puedo volver. La vida se enreda, ya no puedo pensar en mí solamente; la libertad es una utopia.
Se me ha hecho todo muy corto, de pronto es demasiado tarde para pretender emprender algo nuevo. Como dice la canción de Revolver "cuando al fin sé como funciona el juego, se me acaban las monedas; ironías de vivir". Ahora soy (o pretendo ser) responsable, hacer lo que debo, aunque no puedo evitar seguir siendo en mi interior la misma persona. Tengo que recordarme a mi misma la edad que tengo, apartar mis ojos de las tentaciones y aprender a ser una persona adulta, casada, con una hija y un trabajo estable. No se puede pretender seguir sintiendo mariposas en el estómago, no se puede seguir buscando algo que nunca dura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario