10 ago. 2011

Transfer

La buena cara

Antes de que salga el sol
ya esta haciendo desayunos
tres hijos que mantener
ni un te quiero de ninguno
un marido alcoholizado
repartiendo malas hostias
si hubo algun recuerdo bonito
se ha perdido en la memoria
Toda la vida currando
harta de fregar mil suelos
Tiene cojones la vida
no va y se llama Consuelo

Pero sigue creyemdo en ti
por eso cada mañana justo antes de salir
 se pone la buena cara
y las ganas d reir pa que no la vean llorar
aunque no sera por ganas
de ver que siempre es igual
lucha y no consigue nada

Ella tiene 23 y una niña de 6 años
Un vicio que mantener ese que ha matado a tantos
cuando Consuelo se acuesta ella sale a trabajar
 va a venderle una sonrisa al postor que apueste mas
Perseguida por el SIDA
con el miedo siempre en medio
Tiene huevos esta vida no va y se llama Remedios

Pero sigue creyendo en ti y aunque esta desesperada
cuando sale por ahi se pone la buena cara
y las ganas de reir pa que no la vean llorar
 aunque no sera por ganas

Aun no a terminao Remedios y empece yo a trabajar
para conseguir un sueño
voy perdiendo la libertad
por cantarte unas canciones
al diablo to le vendo
me alimento de ilusiones ya es lo unico que tengo
pero a mi como a Consuelo y Remedios aun me pasa
que sigo creyendo en ti que te llamas Eperanza

y sigo creyendo en ti por eso cada mañana
justo antes de salir me pongo la buena cara
 y las ganas de reir pa que no me vena llorar
aunque no sera por ganas
de ver que siempre es igual
lucha y no consigue nada
Aquella marioneta

Volvió a salir el sol llego la madrugada
 y otra vez me despierto en medio del vació,
empapado en sudor no alcanzo a comprender
 por que tendré calór cuando hace tanto frió,
otra desilusión y otro fracaso
la puña la traición la que me mato,
otra vez a explicar lo que debia estar claro
otra vez me abraza la desesperación.

Quiero volver a ser aquella marioneta
 que se arranco los hilos y consiguió escapar,
que vuela con los sueños que ríe igual que un niño
 pensando que ya nunca la van a manejar,
para eso me hace falta que tu con tu mirada
me alumbres el camino por donde voy a cruzar,
y también necesito que me des tu alegría
 pa que siga creyendo en la felicidad.

Puede que sea la edad pero me cuesta tanto
 cada vez que me caigo volverme a levantar,
escucho una canción de esas que dicen algo
 buscando el equilibrio entre el sueño y realidad,
no vayas a variar como lo hicieron tantos
cambiaron como el viento iban de aquí palla,
no vayas a olvidar todo lo que pasamos
 y que en nuestro billete ponía hasta el final.

Quiero volver a ser aquella marioneta
 que se arranco los hilos y consiguió escapar,
que vuela con los sueños que ríe igual que un niño
 pensando que ya nunca la van a manejar,
para eso me hace falta que tu con tu mirada
 me alumbres el camino por donde voy a cruzar,
y también necesito que me des tu alegría
pa que siga creyendo en la felicidad.

Volvió a salir el sol llego la madrugada
 y otra vez me despierto en medio del vació.

2 comentarios:

  1. que casualidad... la camiseta que llevo puesta...

    Has escuchado la del pajarito...?

    ResponderEliminar
  2. De Eva:

    No lo he escuchado, pero si pones el enlace la escucharé.

    ResponderEliminar