7 sept. 2012

Sigue el culebrón de la concejala y la filtración del vídeo

Olvido Hormigos, concejala de los Yébenes, se ha hecho famosa por la difusión de un video erótico. Nada más saberse la noticia, anunció su dimisión. Ahora andan diciendo que el video era para un futbolista. Bueno, a esto solo hay que decir que ya que le pone los cuernos a su esposo se ha buscado al menos a un deportista, que siempre suelen estar buenorros. Sobre esto merece la pena hacer alguna reflexión.
Lo primero, no clamemos con voces moralistas porque que yo sepa entre los seres humanos adultos el que no practica sexo es porque no puede, y quien más critica el sexo es justo el que no puede ni pagando; ¿desde cuando es delito divertirse un poco?
En segundo lugar, está casada. ¿Alguien puede certificar que su sacrosanto consorte no se la está dando igual a ella? Y en caso de que no sea así, para eso está el divorcio. La gravedad de los cuernos depende de el criterio de cada uno. Yo por un polvo no me voy a divorciar, antes lo haría si mi marido bebe los vientos por otra aunque no le toque un pelo, cada uno tiene su forma de pensar.
Y por último, tercero y más importante, lo que debe importarnos de esta señora, igual que de todos los políticos, es que sea honrada en su trabajo, que no nos robe. No sé si nos robará o no, pero puesto que de ese tema no se está tratando que no dimita. Igual esconde razones, como tantos otros, por las que debería dimitir, pero por esta tonteria desde luego no, es más; creo que sería un mal precedente si dimitiera.
Mucha gente está apoyando a Olvido para que siga en su puesto y gracias a eso se lo está replanteando. Se dice que ojalá todos los políticos se masturbaran más (gravandose o no) y nos jodieran menos.
Lo que hay es mucha hipocresia y mucho puritanismo de cara a la galeria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario