6 oct. 2012

Sus propios compañeros apalean a un policia infiltrado

Las protestas del 25-S en Madrid dejaron como una de sus consecuencias más llamativa una interminable lista de incidentes entre algunos manifestantes violentos y la Policía Nacional. Uno de esos altercados dejó como consecuencia un agente herido por ataques de varios radicales. Según la versión de este cuerpo de seguridad, perdió el 30% de la visión después de una paliza dada por los violentos.
Pues bien, un vídeo (min 2:00 de la segunda parte) de La Sexta demuestra que ni una cosa, ni la otra, esto es: los golpes que sufrió este policía infiltrado fueron de sus propios compañeros quienes lo confundieron con uno de los exaltados presentes en las protestas.
Además, el parte médico al que ha tenido acceso esta cadena afirma que la pérdida de visión que sufre es sólo temporal. Se debe a la inflamación de una ceja provocada por esos golpes que le dieron sus compañeros. Cuando ésta remita, el policía volverá a ver con total normalidad.
El agente en cuestión sería el protagonista de otras imágenes que también dieron la vuelta al mundo días después de las protestas. En ellas, un grupo de antidisturbios detiene a un supuesto radical (el policía mencionado) mientras le propinan varios golpes.
Éste grita constantemente "¡Soy compañero coño!" para alertarles de que, efectivamente, es un agente camuflado. Posteriormente se observa como los que antes lo golpeaban, lo dejan en paz y se centran en otro de los radicales, este sí, instigador de los primeros altercados. Mientras se lo llevan a un furgón policial para ser detenido, el policía infiltrado se marcha renqueante para ser atendido por los servicios médicos presentes en la zona.
Apenas horas después del altercado, el Cuerpo y la Delegación del Gobierno en Madrid informaron de que entre los heridos por esta batalla campal se encontraba uno de los antidisturbios quien, por una paliza de radicales, habría perdido casi por completo la visión en uno de sus ojos. Esta información demostraría que ninguna de estas dos informaciones se ajustan a lo sucedido en la Plaza de Neptuno de Madrid.

En las manifestaciones de Murcia, les coreabamos eso a los maderos "Que soy compañero, coño!!!", nueva fórmula pa que no te harten a ostias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario