13 ene. 2013

El Congreso cumple medio año blindado por la Policía ante las protestas contra los recortes



El Congreso de los Diputados cumple este domingo medio año desde que se instaló en sus alrededores un vallado de seguridad para proteger a los diputados de las manifestaciones que se han venido sucediendo en las inmediaciones a raíz de que el pasado 11 de julio el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciara en la Cámara su primer paquete amplio de recortes
Las medidas que Rajoy explicó ese día en el Pleno del Congreso —que incluían, entre otras, la eliminación de la paga extra de Navidad para los funcionarios, el recorte del paro o la subida del IVA—, provocaron dos concentraciones espontáneas ante la misma fachada principal de la Cámara.
La primera tuvo lugar horas después de sus anuncios, cuando aún se celebraba la sesión plenaria, lo que obligó al jefe del Ejecutivo a abandonar el Congreso por la puerta atrás. La segunda, que tuvo lugar dos días después, concluyó con el lanzamiento de huevos a la Puerta de los Leones.

Refuerzos del dispositivo los 'días D'

Ambos episodios llevaron al Ministerio del Interior a desplegar, a partir del 13 de julio, un dispositivo de seguridad tanto en la entrada de la calle Cedaceros como por el acceso desde la Plaza Cánovas del Castillo (Neptuno) que se ha mantenido hasta este domingo y se ha ido reforzando en función de las diversas manifestaciones o concentraciones programadas.
Los días señalados incluso se ha llegado a cortar el paso tanto de vehículos como de peatones a la Carrera de San Jerónimo, y a controlar de forma exhaustiva a todas y cada una de las personas que accedían a las dependencias parlamentarias.
 Así ocurrió en la manifestación más sonada que se ha celebrado hasta la fecha, la del pasado 25 de septiembre, organizada por un movimiento que se gestó en las redes sociales y que pretendía 'Rodear el Congreso' para mostrar su descontento por los recortes del Ejecutivo y poner en evidencia el distanciamiento de la clase política.

Represión policial junto a la Cámara baja

Una protesta que, pese a su inicial carácter pacífico, acabó en batalla campal entre los participantes y la Policía, dejando al menos 64 heridos y 35 detenidos, y que ha provocado no pocas críticas por parte de diversos grupos parlamentarios por las, a su juicio, excesivas medidas de seguridad y la represión policial.
La Coordinadora 25S volvió a convocar nuevas concentraciones para el día siguiente y para cuatro días después, y todas con el mismo objetivo: cercar el Congreso como forma de reclamar la dimisión del Ejecutivo y el inicio de un proceso constituyente.
Las concentraciones convocadas por la citada coordinadora se repitieron en días señalados como cuando se debatieron por primera vez en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado de 2013 y, ya en diciembre, cuando se aprobó el proyecto de manera definitiva tras su paso por el Senado, o con motivo de las dos huelgas generales convocadas por los sindicatos CC OO y UGT.

Casi 3.000 protestas en 2012

Y es que durante el primer año de Gobierno de Mariano Rajoy se han contabilizado en todo el país más de 36.000 manifestaciones y concentraciones —sin contar las celebradas en el País Vasco—, lo que supone una media diaria de casi 120 protestas, según los datos que ha recopilado el Ejecutivo hasta el 26 de octubre, en respuesta al portavoz de Interior de la Izquierda Plural —IU-ICV-CHA— en el Congreso, Ricardo Sixto.
Solo en Madrid, que está a la cabeza de las provincias con mayor número de protestas, se celebraron en ese periodo 2.846 movilizaciones, lo que supone casi diez cada día. Y eso que esta cifra solo abarca hasta el pasado octubre, es decir, que no se han contabilizado, por ejemplo, las movilizaciones protagonizadas por los sanitarios madrileños contra la voluntad del Ejecutivo regional de privatizar la gestión de este servicio público.

Texto en 20minutos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario