12 abr. 2014

Un pensamiento para hoy

Tanto whatsap, tanto line, tanto face y tanta mierda. Pasan cosas con la gente sin ni verla, y en la frialdad de escribir todos somos más fríos y hasta más malos. Odiando discutir puedes pasar meses discutiendo sin poder mirar a la otra persona a los ojos... tras las palabras escritas se oculta la cobardía y hasta la vergüenza. Repartimos besos y puñaladas, tan falsos unos como otros, en palabras mal escritas y caras redondas que expresan lo contrario a lo que sentimos.
Creo que si de verdad es importante lo que hay que decir hay que hacerlo frente a frente, y que si no te merece la pena ir a buscar a una persona para hablar con ella mejor no hablar, por ningún medio.
El móvil está muy bien para saludar a amigos, simplemente por decir "colega, me estaba acordando de tí ¿Cómo estás?", para concertar citas, para pasar información que crees puede interesar al otro, pero nunca, jamás, para discutir, nunca cuando algo pasa, cuando algo va mal.
Hay algo fuera del móvil, se llama vida y va mejor cuando lo apagas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario