8 ago. 2014

Ébola, Iglesia y desinformación

Se está dando una epidemia de ébola en África occidental, causada por una cepa muy virulenta de este virus. Voy a ejercer de profe y voy a resumir lo que pasa. En primer lugar, qué es el virus del ébola. Los virus son estructuras biológicas que no se consideran auténticos seres vivos, porque no son células ni tienen actividad alguna fuera del organismo al que infectan. Penetran en células vivas y básicamente las obligan a fabricar más virus, hasta destruirlas y liberarse en los fluidos del organismo atacado y pasar a infectar otras células. El hecho de no tener actividad alguna fuera de la célula infectada hace muy difícil encontrar fármacos para combatirlos, los antibióticos son totalmente inútiles contra ellos. Para algunos tipos de virus se han obtenido principios activos que impiden que completen su ciclo, como el conocido aciclovir que es efectivo para virus como el herpes. Para la inmensa mayoría directamente no hay nada que se pueda hacer, salvo esperar a que el sistema inmune del individuo consiga reaccionar frente a ellos. Básicamente se aplican cuidados paliativos al enfermo y se espera a que consiga sobrevivir por sí mismo.

Sobre el ébola concretamente: "El virus del Ébola es uno de los dos miembros de una familia de virus de ARN (ácido ribonucleico) llamado Filoviridae. Existen cinco serotipos del virus del Ébola: Ébola-Zaire, Ébola-Sudán, Ébola-Costa de Marfil y Ébola-Bundibugyo. El quinto serotipo, el Ébola-Reston, ha causado enfermedad en los primates, pero no en humanos. Es una infección que se caracteriza por una alta tasa de mortalidad, que oscila entre el 50% y el 95% de los afectados. Debido a su naturaleza letal, este virus es considerado como un arma biológica."

El modo de trasmisión de este virus es directa de persona a persona pero también mediante cualquier cosa que haya estado en contacto con los infectados, aún después de muertos. Se puede decir que es más contagioso que la gripe, para hacernos una idea. Es necesaria una protección total de todos los que estén en contacto con los enfermos y los cadáveres, y el personal sanitario corre un gravísimo riesgo sin un equipo adecuado que va mucho más allá de una simple mascarilla. La protección debe ser total.

Los efectos del virus en las personas infectadas son los siguientes: "Los síntomas son variables; al comienzo suele ser fiebre alta súbita, pérdida de energía, postración, mialgia o dolor muscular severo, artralfias, dolor abdominal y cefalea o dolor de cabeza. En el lapso de una semana aparece en todo el cuerpo una erupción y hemorragia en el tubo gastrointestinal haciendo que el infectado sangre tanto por la boca como por el recto. La tasa de mortalidad es alta y llega a alcanzar el 90% de los casos. Los pacientes generalmente mueren por shock hipovolémico debido a la pérdida de sangre."

Dicho todo esto, nuestro gobierno se dispone a repatriar a un sacerdote afectado por el ébola, o sea a traer el virus a España. En otros casos, como el que voy a poner a continuación, no se ayudó a ciudadanos españoles con graves problemas de salud a volver para ser tratados aquí, aunque no portaban ninguna infección mortal que no hubiese llegado a nuestro país. Que cada uno se forme su opinión.



No olvidamos, no perdonamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario