5 sept. 2014

Comprar a crédito, o como pagar mínimo el doble, o como perder tu casa por reformarla

Escucho a todas horas en la tele que uno de los problemas de la economía española es que los bancos no dan créditos. Bueno, pues yo opino que uno de los problemas de la economía es que la gente compra a crédito. Me explico.
Ciertamente muy pocos pueden comprar una casa al contado, aunque los precios fueran justos; pero peor que no poder comprarla es comprometerse a pagar lo que no vale, arriesgándose a quedarse sin casa pero con la deuda. Si los bancos no hubieran dado el 100% (y a veces más) de lo que se pedía no hace tanto por los pisos, jamás se hubiese llegado a los precios absurdos a que se llegó. La gente compraba porque no tenía que pagar el astronómico precio de tasación ni el que reclamaba el propietario; todo se media en cuotas mensuales... Comprar a 40 años, para que en realidad nunca sea tuyo y pagues en intereses el doble del capital. Justo fue el crédito lo que arruinó a las familias, luego a los bancos y luego nuevamente a las familias que vieron como el estado rescataba a los banqueros, a costa de la sanidad, la educación, las ayudas a los dependientes, las prestaciones sociales... Nuestros impuestos regalados a los mismos que nos echan de nuestros hogares.
Todo te lo quieren vender a crédito, todo son cómodos plazos; compra ahora un fantástico todoterreno, no te conformes con el utilitario pequeño y barato; así el banco te presta 16.000 y en cómodos plazos, en 10 añitos de nada, tú les pagas 35.000. Yo estoy empezando ahora a ahorrar para cambiar de coche, cuando el que tengo diga "hasta aquí te he llevao", según lo que haya conseguido reunir me compraré otro, si no puedo nuevo pues segunda mano, pero doble no lo pienso pagar.
Que bonito todo cuando la gente sin trabajo estable y sin más bienes que sus mentes y manos para currar tenía todo de ensueño. Pisito, muebles todos a juego, banquete de boda y viaje a las Bahamas, precioso todo, con coche a la vuelta incluido en la hipoteca. Pues conmigo no. Cuando tenga dinero cambiaré el sofá, ya lo he arreglado mil veces, no sé la de tornillos y remiendos que lleva, pero si uno nuevo como a mi me gusta vale 1000 euros, no pagaré 1500, ya está bien.
De todo lo que compres con dinero prestado, de todo lo que hagas con dinero prestado, el banco saca tal beneficio que el IVA desproporcionado que hoy pagamos parece calderilla. Y cuidado, porque si no pagas te puedes ver perdiendo tu casa por haber pedido dinero para reformarla, o por comprar una tele... Ciertamente nos han engañado y robado, pero gran parte de su negocio se basa en hacernos vivir por encima de nuestras posibilidades, y en eso nosotros sí podemos decidir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario