16 sept. 2014

Tordesillas una vez más es triste noticia

30 heridos entre los compañeros que intentaron detener este horror, pero de nada ha servido. Han matado a Elegido, como a ellos les gusta, aterrorizado entre la multitud de salvajes, lentamente a base de pincharlo con sus lanzas. Estad orgullosos de vuestra tradición, pueblo de Tordesillas, estaréis deseando que pase un año para volverlo a repetir. Que se puede esperar de los seres humanos si somos capaces de hacer cosas como esta.
Me hubiera gustado estar allí, no me dan miedo esos sádicos violentos, pero trabajo dentro de un rato y ayer tuve que incorporarme a mi centro. Lo único que puedo hacer es escribir esto, que de nada vale.


4 comentarios:

  1. No puedo dormir, todo el día acompañando con mi pensamiento y mi corazón a Elegido. Deseando que produjera un milagro que no ha llegado a producirse. Te juro, María, que llevo tiempo pidiendo porque alguien vea la luz, que alguno de los lanceros vea el horror y el sufrimiento que esto supone, que sea capaz de ponerse en la piel del toro, parar y hacer parar. Viendo que esto no sucede, he deseado hoy que, si no conseguía librarse, Elegido se llevara al menos a alguien por delante. No me gusta tener estos sentimientos pero es lo que siento: le deseo lo peor a la gente de Tordesillas que aprueba esta salvajada. Mi corazón está con Elegido, que ahora descansa en paz, después de un sufrimiento innecesario. Que sus asesinos y los que aprueban esta barbarie no puedan descansar. Que el sufrimiento que han infligido hoy lo reciban multiplicado hasta 70 veces 7. Ese es mi deseo. Ojalá fuera otro, pero no puedo desear lo bueno a esta chusma descerebrada.

    ResponderEliminar
  2. Ver como pasa esto un año tras otro me produce una horrible sensación de impotencia.

    ResponderEliminar
  3. A mí cada año me toca más, porque, en e fondo, siempre me queda un hilo de esperanza de que se produzca algo que sólo puede llamarse milagro y con cada toro que muere se va algo de mí. Al amor infinito que siento por cada uno de los que se van se suma un odio cada vez mayor por estos mierdosos. Y no me gusta ver en lo que me transformo. Yo, vegana pacifista, sé que ayer habría sido capaz de matar. Estoy tan desesperanzada.

    ResponderEliminar
  4. Yo soy pacifista hasta cierto punto, creo que llega un momento en que la inactividad de los pacíficos es la impunidad de los violentos.

    ResponderEliminar