25 feb. 2015

Cuando ser feliz ya es un acto revolucionario

Miro a mi alrededor y recuerdo las palabras de Rajoy ayer, y me pregunto repetidamente de qué país hablaba, porque está claro que o es un invento literario, su propia comarca hobbit o Narnia, o se está riendo en nuestra cara con total impunidad.
En el país donde vivo yo, esta mañana no ha acudido a clase un solo alumno de bachillerato. Se ve que no les agrada eso de volver a meter con calzador la religión en nuestras escuelas e institutos, y menos aún que se reduzcan las horas de asignaturas como las ciencias naturales y la tecnología... o que se haya hecho desaparecer en la práctica el latín y el griego. Parece que la perspectiva de cursar por lo privado los dos últimos años de carrera no les agrada a los hijos de los obreros; tal vez contaban con que si obtenían buenas notas podrían optar a una profesión cualificada, ya sabéis, por esa tontería de la igualdad de oportunidades que dice nuestra constitución. Hablo de esa constitución de 1978 que pretenden que sea una biblia inamovible aunque sólo en las partes que a la casta le interesan.
En el país donde yo vivo trabajar no es un derecho, sino un privilegio negado a muchos; y aquellos que trabajan muchas veces siguen en la pobreza porque los salarios no son dignos sino pan arrojado al suelo ante los esclavos.
En mi país, los impuestos aplastan a una clase media que se ha olvidado de lo que era ser clase media, que se partió los cuernos estudiando para tener una vida mejor que la de sus padres y ahora ve como cae sobre sus hombros todo el peso de la avaricia de los que gobiernan. Pagamos nuestros tributos para hacer frente a una deuda de empresas privadas que hasta el último minuto fueron saqueadas por los que las dirigían. Yo no tuve nunca una tarjeta black, no sé vosotros.
En mi país una señora con escasa educación y menos vergüenza gana más que cualquier cirujano por jugar con su tablet. Enhorabuena señora Celia Villalobos, ahora sabemos todos lo que le importa el país que le paga el sueldo.
Así están las cosas, parece que no hay salida, que siempre van a mandar los mismos, que sólo nos queda resignarnos y hacer lo que ellos quieren; volvernos muy religiosos y rezar para ir al cielo y así no revelarnos por la vida de mierda que tenemos.
Pues no señores de la casta, no nos vais a convencer de que sois vosotros o el apocalipsis, no nos vais ni a asustar ni a deprimir. Yo creo que sí se puede echar a esa gentuza y cambiar las cosas para que nunca nadie pueda hacer de lo de todos su cortijo. No estamos cansados ni estamos vencidos. Cuidado.

21 feb. 2015

Belleza y consumo

Una vieja amiga que está muy lejos, en mi Andalucía, y que es un bellezón, ha publicado en el face esta foto. No sé quien es el autor.
Resume a donde hemos llegado con lo políticamente correcto y el buenismo. Muchos no entenderán lo que voy a decir y pensarán que discrimino por el físico o que soy una creída, o que sé yo. No es verdad ni una cosa ni la otra. Es que me gusta decir lo que pienso. 
Estoy ya más que harta de que mujeres que dicen tener "bellezas reales" anden culpando a la sociedad y a modas de sus males, y mirando con odio y recelo a aquellas que simplemente somos de otra manera, pero tan reales como ellas. No, no estoy de acuerdo, porque conozco tías estupendas y felices de todas las tallas, que no necesitan vestir la 34 para sentirse guapas y que tienen en su vida al amor que eligieron. Todos buscamos excusas para nuestra infelicidad, y si las hallamos en decir que somos feas o gordas tenemos un gran problema de autoestima y de empatia con los demás.
Hay mujeres que solo porque los compañeros te miran en el trabajo o porque tienes más amigos que amigas te despellejan, que no te dejan en paz en las comidas en grupo haciendo notar a cada minuto que no te estás cebando con fracesitas como "sí, hija, no comas que irás a explotar".
El físico no es importante, es la alegría que lleva la persona y le brilla en la mirada, la ilusión por vivir, el sentido del humor, la inteligencia y el ingenio. Pensad un poco, a ver si la persona que más habéis amado era también la más guapa que habéis conocido; al menos en mi caso no es así. El amor es pura química. Es tenerle al lado y no poder evitar tocarle, es que te sonría y te ilumine el mundo.
La mujer de la foto es real, y la frase expresa como piensan, por desgracia, algunas personas muy reales, la de la siguiente foto también es real. También siente, también se enamora y triunfa, y se enamora y se estrella, a unos cae bien y a otros mal. Su belleza, si la tiene, tampoco es de consumo porque nunca estuvo ni estará en venta.

20 feb. 2015

Leiva; Vis a Vis

Letra de "Vis a Vis", de Leiva:

Que bonito mirar
la sombra que hacen las rejas
mientras meto las orejas
en el centro de tu andar.
Si el mundo esta del revés
habrá que buscar cordura,
y una pizca de locura
para saber quererte más.

Ayer te escribí una carta,
hoy te escribo esta canción.
Mañana tenemos cita
le roban tiempo al amor.
Volaremos sin movernos,
y donde haya que firmar
me haré una pequeña herida
con sangre que abarca el ma-a-ar

Para dejar por escrito, que no voy a abandonar..
Y ponerle sangre al grito, de los que aman sin poder amar.

Para dejar por escrito, que no voy a abandonar..
Y ponerle sangre al grito, de los que aman sin poder amar.

Esta voz no hay quien la calle.
Ni la pared ni el cristal,
Fuera se te hecha de menos,
Anda llorando la libertad.
Y después nos dejaremos,
Si nos queremos dejar,
a ellos nunca les dejamos
sus cadenas son de sal..
De una sal que se deshace
con mas lagrimas de sal,
de tu quejido y el mío
en bis a bis quincenal.x3

Para dejar por escrito, que no voy a abandonar..
Y ponerle sangre al grito, de los que aman sin poder amar.

Para dejar por escrito, que no voy a abandonar..
Y ponerle sangre al grito, de los que aman sin poder amar.x2

2 feb. 2015

IRATXO "LA ULTIMA BALA" cancion: LATIDOS CONTADOS

Letra de "Latidos Contados", de Iratxo:

Perdí los latidos contados
Y sigo queriendo tomar veneno
 Eterno mientras dure la partida
De ese trozo de Sol y trozo de Luna

Y aleteo mientras dejo caer al suelo
 Te pongo mis alas ya no las quiero
Se me oxidan los clavos del madero
Se me van haciendo de terciopelo

Perdí los retales de la ilusión
 Que andaban cosidos a sus manos
zurciendo de vuelta las vertebras quebradas
Y los abrazos al esternón

Como me gusta enroscarme al pescuezo
 Tus manos ardiendo gritando te quiero
Como me gusta perder la partida
Vivir acomodado
En los ojos con que me miras
Con que me miras

Cómo hago el payaso
Y disfruto de la vida
Como hago que me caigo
 Que te caigo encima
Y hago un castillo con miles de ventanas
Pa cuando apriete la mañana
Echarnos a volar
Volar, volar, volar volar
Y echarnos a volar...

El otoño se ha puesto de largo
 Como una rémora anclada a la sien
Y me hago una cama de esparto
Pa cuando no estés pueda prender

Me encontré en su guerra mi paz
Y desperté soñando con un palacio
 Que atravesó de parte a parte
Tu corazón que ya no late
Que se me hizo de carne...

Destroné princesas, maté bufones
 Y volví al olivo que me parió
Bauticé el ateismo de los dioses
 Que no sabian de amor ni de que sé yo

Como me gusta enroscarme al pescuezo
Tus manos ardiendo diciendo te quiero
Como me gusta perder la partida
 Y vivir acomodado en los ojos con que me miras
Con que me miras

Cómo hago el payaso
 Y disfruto de la vida
Como hago que me caigo
Que te caigo encima
Y hago un castillo con miles de ventanas
Pa cuando apriete la mañana 
Y echarnos a volar
Echarnos a volar...



Qué bonito todo

"Hay algunos tristes que van por ahí diciendo lo negro que lo ven todo" Mariano Rajoy

Pues fijesé, señor presidente, que yo no, yo voy por ahí acordándome de los ascendientes vivos y difuntos de usted y de toda su casta inmunda.

No me siento ni de lejos la más infeliz de esta tierra esquilmada donde nací, y eso si que es triste; yo tengo trabajo y, aunque sin lujos, vivo bien. Otros andan rebuscando en la basura porque no tienen trabajo, o porque aún trabajando (eso sí que es triste) no les llega, o porque la pensión que les quedó después de una vida muy muy dura es más una limosna que un salario justo.

Otros tuvieron la desgracia de infectarse con el virus de la hepatitis C y se están muriendo, aunque existe ya una cura (eso sí que es triste).

Otros han visto como toda su vida se hundía al perder su casa, muy triste sí.

Algunos, señor presidente, no pueden vestir a sus hijos, ni alimentarlos debidamente, ni comprarles material escolar; yo soy madre y no imagino lo triste que debe ser, me horrorizo sólo al pensarlo.

Pero para alegría ya tienen que les rebosa usted y toda su casta, con sus coches a todo lujo, sus bolsos de marca (uno sólo vale más que toda mi ropa), sus propiedades en las mejores zonas y sus oscenamente abultadas cuentas bancarias. La alegría les sale por los poros pero es robada. No tenían suficiente con sus sueldos, dietas, sobresueldos, complementos y jubilaciones blindadas, y de sus trapicheos nauseabundos con sus empresarios cómplices han amasado fortunas, han puesto un "sueldecito" a familiares y allegados con empleos de asesores o en plazas que debieran ser de funcionarios; han vendido la sanidad y la educación que debieran ser públicas al mejor postor.

El problema es la libertad de expresión (el problema que tiene usted, señor presidente), porque no les importa la miseria que han traído entre todos a este país, lo que les importa y mucho es que se hable de ella.

Espero verles ante la justicia respondiendo de sus crímenes, eso sí; no dejen de sonreír ni en la cárcel.

Y ya que me obligan a aprender inglés les dedicaré unas palabras: Fuck you.