25 feb. 2013

Detenciones en el 23-F



Revolución Real Ya!! RRY

Se ha detenido más gente el 23F de 2013 que el 23F de 1981. ¿Curioso verdad? ¿45 detenidos en una hora y media? ¿Extraño verdad? 155 detenidos hubo en la huelga general a lo largo de 24 horas, en cambio poco después de finalizar la Marea Ciudadana detuvieron a 45 personas en tan solo una hora y media. ¿Caza de brujas? Casi todos ellos menores de 25 años y 9 de ellos menores de edad. ¿Es necesario golpear hasta dejar sangrando a una chica menor de edad? ¿Tan peligrosa era esa estudiante que teníais que reducirla entre 5 o 6 robocops? ¿Y los periodistas heridos por la policía qué? ¿Y los agitadores encapuchados y con pasamontañas qué? Resulta que mínimo tres de ellos eran policías. ¿Por qué uno de los encapuchados intentó pegar una patada al fotógrafo que informaba de la detención de una "peligrosa ciudadana"? ¿Y por qué con el paso del tiempo acabamos pasando por alto estas acciones desproporcionales de las fuerzas del orden? ¿Cómo sabemos si estos individuos son policías o en realidad son de extrema derecha si nunca se identifican? Repito, ¿cómo sabemos si estas personas encapuchadas y con pasamontañas son policías o en realidad son descerebrados de extrema derecha? En Alemania este problema ya lo tuvieron hace muchos años y lo resolvieron creando un uniforme con los números de placa puestos en zona visible, en blanco y muy grandes, para que cualquiera pueda verlo. ¿Qué ocultan? ¿Por qué sistemáticamente ningún policía da su numero de identificación y por qué no está visible? ¿Por qué se ponen agresivos si se lo pides? Nunca servirá de nada denunciar acciones policiales desmesuradas y violentas si antes no conseguimos que estos individuos lleven el numero de identificación visible, ya que como ha pasado en innumerables casos el juez dicta a favor pero sin condena ya que es imposible identificar al agresor, por lo tanto no hay ningún recuento oficial de agresiones a manifestantes.
Y para acabar el texto acabamos destacando el reportaje de investigación que hoy ha salido a la luz, relacionado con el mundo parapolicial, parajudicial, paramilitar y policial. Un criminal de la ultraderecha condenado a 43 años por un sanguinario asesinato se cambió de nombre, y que casualidad, ahora trabaja para los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado en casos judicializados y forma a sus agentes en técnicas forenses de espionaje y rastreo informático.Un terrorista asesino de una militante de izquierdas ha estado durante años con la complicidad del Gobierno del PP y del PSOE trabajando para la Policía. Revolución Real Ya!! RRY

No hay comentarios:

Publicar un comentario