18 mar. 2014

Una imagen para hoy: desesperación.

Mientras andamos (yo la primera) preocupados por como vamos a pagar el seguro del coche y los cerdos que gobiernan (aquí y en todas partes) por como sacar lo que roban a paraísos fiscales, millones de personas huyen del hambre, las guerras... la pobreza extrema. Creemos que podemos levantar alambradas que nos protejan de la llegada masiva de estas personas que no emigran, escapan. No hay muros ni cuchillas cuando el ser humano llega a la desesperación.
Me siento muy afortunada de tener casa, de no pasar hambre ni frío, de estar fuerte y sana, cuando veo el tremendo destino que tienen que afrontar otros sólo por haber nacido en otra parte del mundo.La foto está tomada en Melilla esta mañana.



No hay comentarios:

Publicar un comentario