29 ene. 2018

Sólo personas

¿Eres mujer? Pues hoy vamos a darte unos prácticos consejos para que tu vida vaya sobre ruedas.

1. Las mujeres no tienen pasado, da igual que tengan 18, 45 ó 60. Toda tu vida has estado rezando el rosario hasta que apareció él... En boca cerrada no entran moscas, piensa cuatro veces lo que vas a decir, y si estás en posición horizontal directamente disfruta del silencio.
2. Las mujeres no desean sexo.
3. A pesar de lo dicho en 2, dale todo lo que quiera, pero eso sí: hazte mucho de rogar antes y da a entender que lo haces por él, que a ti te da igual.
4. Las mujeres no tienen amigos, y mucho menos si es alguien de quien, en su momento, probaste el sabor. Lo correcto, caso de haber fallado en el punto 1 y que lo sepa, es decir de todos ellos que son unos hijos de puta, da igual que la única razón para cortar fuese que ya no le deseabas o él a tí. ¿Te parece absurdo renunciar a verte con alguien con quien te une el cariño? Atenta al punto 5.
5. Las mujeres sólo tienen derecho a estar enamoradas. Cualquier otro sentimiento se interpreta como tapadera para poder llevártelo a la cama, y eso es equivalente a que te pille con él gimiendo como una perra. Si necesitas un abrazo y que te escuchen, más te vale que no sea alguien que mee de pie.
6. Cumplidos los anteriores puntos y ya convertida en un ángel asexuado, no se te ocurra poner una mala cara si él se tira todo lo que se topa. Ellos son así.

Antes de pasar al punto 7, es importante recordar que esto te hará triunfar con el 99%, pero hay un 1% que además de una tía ven una persona cuando te miran. Hay un 1% que prefiere que te muestres como eres, que no les importa que fue de tu vida antes de aparecer él, que te sigue abrazando y mirando con ternura aunque la pasión ya se fue y los caminos se separaron... Porque para ellos no somos trozos de carne y existen más sentimientos que estar enamorado o un calenton.

7. Si vistos los anteriores puntos piensas que al cumplirlos, a pesar de estar muy bien considerada, vas a ser una amargada, de esas que van por la vida con cara de palo, de esas que ya no saben que es la risa, ni volverse loca con alguien en la cama, ni una noche de juerga, si llegas a esa conclusión, buscate un tío que pertenezca al 1% antes mencionado. Si te sale bien, tocaste el cielo. Si te sale mal, tendrás un nuevo lazo de cariño y amistad de esos que nunca se rompen.




No hay comentarios:

Publicar un comentario