17 nov. 2011

Por qué no hay calefacción

Me ha llegado un correo procedente del centro del año pasado, que me da la explicación de por qué a pesar de estar a 7ºC no hay calefacción en mi centro actual:

N O T A  D E  P R E N S A
CCOO denuncia la situación de penuria de los centros educativos de la región, que siguen sin recibir el presupuesto para gastos de funcionamiento. El paso del tiempo, la llegada del frío y la imposibilidad de contratar el suministro de gasóleo para el sistema de calefacción está poniendo en auténticos aprietos a los equipos directivos, más aún cuando muchos de ellos ya han recibido avisos de corte de suministros básicos como agua y electricidad por impago de los últimos recibos.
Los gastos de funcionamiento son una partida económica fundamental para la calidad de la enseñanza y están destinados al pago de los suministros básicos que permiten el normal funcionamiento de los centros educativos, a la adquisición del material escolar de uso habitual y al pago de actividades complementarias y extraescolares necesarias para la impartición del currículo.
Los IES de la región, que han recibido solamente el 40 % de la asignación anual, se encuentran al borde del colapso y la penuria de recursos se está haciendo notar en severas reducciones en la actividad de los mismos. La situación es especialmente grave en los colegios de educación especial y centros de enseñanzas de régimen especial que no han recibido cantidad alguna correspondiente al año 2011.
CCOO viene reclamando a la Consejería de Educación que abone de forma inmediata la totalidad de los gastos de funcionamiento de los centros de manera que éstos puedan atender a los pagos pendientes, garantizar el normal funcionamiento de los centros y permitir que el profesorado pueda disponer de los recursos didácticos y materiales necesarios para poder desarrollar sus programaciones docentes.
Murcia 14 de noviembre de 2011

Esta mañana me la he pasado entera sin quitarme la chaqueta, y así llevo ya unas cuantas, y los zagales en su mayoría tampoco se la quitan. Soy sincera cuando digo que por mí me apaño, me quejo, como es mi costumbre, pero me aguanto y no pasa nada; pero no me parece bien que los niños estén a cuerpo parado seis horas a mediados de noviembre sin calefacción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario