12 nov. 2011

Sanidad made in USA

Para aquellos que no ven con malos ojos la privatización de la sanidad, porque tienen un seguro privado, he aquí un caso que vi en Biography Channel.
Era uno de esos reportajes sobre vidas de famosos, de esas veces que estás limpiando y tienes la tele de fondo pero no le haces ni caso, hasta que la famosa de turno (que creo que aquí en España no es muy conocida) empezó a contar cómo estuvo a punto de morirse siendo adolescente. La chica, que llevaba viviendo por su cuenta desde los 15 años, empezó a sentirse mal, yendo a peor durante varios días, hasta que al final se sintió tan mal que llamó a su madre y ésta la acompañó a un hospital, donde llegó con la fiebre altísima. Al no tener seguro médico, le dijeron que no la podían atender, que tenía que irse. Suplicaron que la vieran porque estaba muy mal, pero ni caso. La chica se fue de vuelta al coche; tenía una grave infección de los riñones. En el parking las alcanzó un médico que la había visto en el mostrador, las llevó a su consulta en el hospital, la examinó y le dio los antibióticos que le salvaron la vida, ofreciendose a atenderla personalmente gratis si la cosa no mejoraba. Sólo en el tercer mundo y en países como EE.UU la gente se muere por enfermedades que se curan con simples antibióticos.
Aunque tengas seguro médico, nunca sabes como te va a ir la vida, las rachas malas se mezclan con las buenas; si dejas de pagar puedes morirte a la puerta del hospital. Además, si ya tienes alguna patología, las aseguradoras se niegan a admitirte. Por ejemplo, una persona diabética puede tenerlo muy crudo. Funciona igual que los seguros de los coches.
No estoy de acuerdo con que se financie el cine, por ejemplo, para que sigan haciendo bodrios insufribles que no ve nadie, pero creo que sí debemos pagar entre todos para que nadie se muera de algo que tiene cura. No me duele pagar si va a ser para que esta sociedad no pierda el último resquicio de solidaridad verdadera.
Me duele pagar para gente que viene aquí simplemente a que lo costeemos, y cobra todo lo cobrable en vez de buscarse la vida; me duele pagar para que reformen su casa aquellos que curran y ganan mucho, pero aparte cobran subsidios, para que se den becas por hacer un PCPI... para muchas cosas, pero no para eso.
Si se pierde la sanidad y la educación pública, si dejamos que se reduzcan a la mínima expresión y tengan tan baja calidad que en la práctica no sean válidas, habremos vuelto a principios del siglo XX, cuando la gente sabía bien qué sería su vida por el ambiente donde nació; no había mucha esperanza de salidas. No es que ahora haya muchas salidas para quien tiene mala suerte con su inicio en la vida, pero si le echa cojones seguro que saldrá. Como decían en Cartagena "aquí el que de verdad quiere, sale"; se referían a salir de lo Campano.
Creo que los políticos deberían replantearse las cuentas del estado y verían que hay muchas cosas que se pueden eliminar sin hacer tanto daño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario