4 may. 2015

Viñarock 2015

Tres días que se han pasado sin enterarme en Villarrobledo (Albacete). Pobre pero juerguista, una vez más he echado al maletero la vieja tienda de camping y la nevera para darme un baño de rock que limpia malos rollos y recarga las pilas para seguir currando y también para seguir soñando, que el alma hay que lavarla de vez en cuando para quitarse pesos muertos y mirar el mundo con ojos nuevos.

No sabría decir quien me ha gustado más de este festival, podría nombrar a Bocanada, Gérmenes, Gritando en Silencio, Iratxo, Desakato, Sínkope, Non Servium... Muchos, tantos que no paré de bailar en los tres días; no sé si tengo ampollas en los pies o pies en las ampollas. La nota decepcionante la dieron, para mí, los Suaves; sin voz y en un gallo continuo comenzaron a tocar "palabras para Julia" y preferí irme a por tabaco. Si no se está en condiciones de cantar, mejor anular el concierto. Lo que hicieron Los Suaves fue provocarme vergüenza ajena y una gran desilusión después de años deseando verles en directo.

Así que fuimos a por tabaco y resulta que el sábado no había en todo el recinto, ni en los puestos de fuera ni en los bares cercanos. Nos vimos forzados a bajar al pueblo y a perdernos el comienzo de la actuación de Gritando en Silencio. Tremendo fallo que espero no encontrarme cuando vuelva en otras ediciones, porque pienso volver.

Un ambiente fantástico, un cartel impresionante y unas pizzas a 6 euros en la carpa riquísimas y vegetarianas. Aquí dejo algunas fotos.

Foto tomada de la página del Viñarock, increible la cantidad de gente, parecía que tocasen AC/DC o los Maiden.

 No es un festival si no te pillas algo de ropa de los puestos, para mí la única boutique que me gusta. Mi armario está lleno de recuerdos de conciertos. La camiseta me pidió la que las vendía que me la pusiera en el momento para hacerle publicidad... y me la puse en el momento.
Actuación de Leo. Intenté pillar al guitarra haciendo girar la melena, pero como no lo conseguí pondré esta que también quedó guapa.

 Bocanada preparándose antes del concierto.

 Sol de justicia al empezar las actuaciones, se agradecían los árboles.
 Martín Romero, increíble. Impecable voz de Bocanada y espectáculo desde el primer tema hasta el último. Se bajó del escenario causando sofoco en los seguratas. No me atrevo a decir con qué grupo me quedo, pero entre los 3 mejores sin duda estuvieron ellos.

 Que pequeño es el mundo. El cantante de Revolkon (tributo a Marea) andaba por allí junto a los integrantes de Kaxta. A kaxta no los conocía pero me pasé a verlos y me dieron buena impresión, los recomiendo.


 Ripli

Y hasta aquí la batería del móvil. Como siempre me quedé con ganas de hacer más fotos, por ejemplo a los Chichos que tocaron pasadas las 3 de la madrugada del sábado; pegaban allí como a un santo dos pistolas, pero supieron hacer bailar a la gente. Al saludar dijeron "Aquí están los Chichos pa lo que haga falta, somos los Chichos Maiden".

No hay comentarios:

Publicar un comentario