25 may. 2015

Podemos cambiarlo todo, sólo hay que levantarse del puto sofá para salir a las calles a decir lo que pensamos y a las urnas a darles la patada

Decían que no se podía, que era PPSOE o la apocalipsis, que eramos todos unos perros-flauta sin oficio ni beneficio con ganas de molestar. Ayer se empezó a volver la tortilla; "Si los de abajo se mueven, los de arriba se caen".


Podemos, y las agrupaciones ciudadanas que se han ido organizando para las municipales, son ya sin discusión la segunda fuerza política en España. Ciudadanos (cuya ideología no comparto, pero que está por ahora al margen de la casta) se ha llevado una buena parte de los votos de derecha. Los votantes de derecha también están hartos de que les roben.

Ada Colau puede ser alcaldesa de Barcelona, Madrid ha apostado también por la renovación y el movimiento ciudadano. Estamos hartos de que la política sirva para
enriquecer a los políticos, queremos gente que trabaje por la ciudadanía, gente que no se crea dueño de aquello que sólo administra, gente comprometida con la gente de este país y no con las grandes empresas; no queremos más lacayos de eléctricas y banqueros. No queremos seguir teniendo derecho a pagar y a callar; queremos hablar y que se nos oiga.

Dijeron que en vez de en las plazas debiamos manifestarnos en las urnas y así va a ser. También daban por muerto el movimiento 15M, pero sólo estaba en pañales, ahora ya camina y muy deprisa.

Y por cierto, orgullosa de ser perro-flauta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario