24 oct. 2014

Ana Obregón y el ébola

Están poniendo a parir a Ana Obregón por sus declaraciones sobre el ébola y, por una vez, no estoy de acuerdo.
Esta señora, vergüenza de los biólogos de este país, porque nos hace parecer a todos unos auténticos idiotas, ha hecho algo bien en su vida, por una vez hay que reconocerselo.
Yo vi sus declaraciones en directo por la tele en Espejo Público. Dijo que ella no sabía nada sobre el ébola  porque no existía cuando ella estudió, y a continuación la despellejaron porque se conoce desde los años 70. Yo estudié mucho más tarde que ella y mi especialidad es la llamada "fundamental" (los raros, los que no somos ni zoólogos ni botánicos), y a mi en virología ni me lo nombraron. Digo que lo ha hecho bien porque dijo que se había manejado muy mal, que no debió traerse aquí la enfermedad, que Teresa era una heroína y que debían dimitir todos los inútiles del gobierno.
Me cae mal, sí, es el prototipo de tia pija tonta que me da cien patadas, también, pero en esta ocasión ha hablado bien aunque fuese a su manera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario