28 may. 2013

El claustro interminable.

Salgo de casa a las 7 AM, con un sueño que me muero y tocándome conducir. Empiezo la mañana con un grupo de la letra E (quien sea profe entenderá), me parecen buenos niños pero es muy complicado enseñarles algo, aunque lo consigo. A curso malo, pocos conceptos muy machacados; sé que no van a estudiar, sabrán lo que se lleven sabido del aula, así que no consiento que nadie se descuelgue. Me voy al fondo de la clase y no vuelvo a la pizarra hasta que el último me de una respuesta correcta. 55 minutos para algo que se puede aprender en 15, pero ellos necesitan 55.
A las 2 PM acaba mi horario y me como un bocata (solución económica) en la sala de profesores. A las 4 PM me he quitado de encima el último examen por corregir, a las 4:30 subo para el claustro. El dire comienza diciendo que hay "mal ambiente", yo no sé a que viene, sólo llevo allí un mes. Pelean, discuten, necesitan 20 minutos para decidir si abstenerse en las votaciones es dejadez o, simplemente, es abstenerse. De la discursión resulta que ahora en vez de dos veces hay que pedir tres que se levante la mano; si, no y votos "en blanco". Yo flipando. Voto "en blanco" todas las veces.
6 PM, estoy hasta el moño y me escapo con un compañero a fumar. Cuando vuelvo parece que no me he ido; siguen por el mismo sitio. Alguien dice que ha visto faltas de respeto y que menganita no ha sido la que faltó, preguntan los del equipo directivo si fueron ellos; no, tampoco. Conclusión: hubo faltas de respeto pero no fue por parte de nadie. Que la RMI está falta de horas, que no, que sí pero que no se puede hacer nada, que se puede hacer pero no quieren...diálogo de besugos. Para ese momento mi móvil está sin bateria, mi última escapatoria para no quedarme dormida se cierra.
7 de la tarde, ya no encuentro postura en la silla. busco con la mirada a los compañeros de la rueda; me quiero ir. Hablo con una, veo a otra que me busca con la mirada a mí para lo mismo; escapar. 8 PM, salgo discretamente, sale una, sale otra...unos minutos y sale el último. Todos al coche y al fin, cerca de las 9 de la noche llego a casa.
Pues sí, tenía razón el dire, había mal ambiente, porque si no es inexplicable que una monton de universitarios, profesionales muy cualificados cada uno en su campo, hablen durante 4 horas y no lleguen a ningún sitio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario