16 jul. 2011

GEA

La teoría de Gaia se debe a James Lovelock, y defiende que las formas de vida presentes en la Tierra, en su conjunto, forman un sistema que es capaz de regular homeostáticamente su propio estado, al igual que lo hace, por ejemplo, nuestro propio organismo. El nombre de Gaia o Gea hace referencia a la "madre Tierra", esto se presta a todo tipo de interpretaciones subrealistas, pero se trata de una hipótesis científica que nada tiene que ver con divinidades ni entes sobrenaturales de ningún tipo.
Hace un par de años vi en un hiper un libro de James Lovelock llamado "la venganza de la Tierra", me estrañó el titulo pero ya se sabe que algo hay que hacer para vender. Uno de los mejores libros sobre virus que existían hace unos 15 años se llamaba "Piratas de la célula", muy serio tampoco parece.
Bueno, "La venganza de al Tierra" no me gustó, tal vez debería volver a mirármelo a ver es que se me atravesó sin motivo. Sin embargo, en "Planeta Simbiótico", Margulis habla sobre la relación Gaia-Humanidad de una forma muy lúcida:

Gaia, en toda su gloria simbiogenética, es inherentemente expansiva, sutil, estética, antigua y esquisitamente resistente. Ninguna colisión planetaria o explosión nuclear ha amenazado nunca a Gaia como un todo. Hasta ahora la única manera en la que los humanos estamos probando nuestra dominación es mediante la expansión. Seguimos siendo descarados, burdos y recientes, incluso aunque nos hagamos más numerosos. Nuestra dureza es una ilusión. ¿Tenemos la inteligencia y la disciplina necesarias para resistir a nuestra tendencia a crecer sin límite? El planeta no permitirá que nuestra población se siga expandiendo. las poblaciones descontroladas de bacterias, langostas, cucarachas, ratones y hierbas sufren un colapso. Sus propios desperdicios les repugnan a medida que sigue el abarrotamiento y la escasez grave. Las enfermedades, que acechan tras las poblaciones en expansión oportunista de "otros", vienen después, poniéndose a la cola del comportamiento destructivo y la desintegración social. Incluso los herbívoros, si están desesperados, se convierten en depredadores malignos y caníbales: Las vacas cazarán ratones o se comerán a sus terneros y muchos mamíferos se disputarán la carne de sus compañeros de camada más pequeños. El sobrecremiento de la población conduce al estrés y el estrés hace disminuir el sobrecremimiento de la población; un ejemplo de ciclo regulado gaiano.
Nosotros, las personas, somos iguales que nuestros compañeros del planeta. No podemos acabar con la naturaleza, sólo representamos una amenaza para nosotros mismos. La idea de que podemos destruir toda la vida, incluyendo a las bacterias que progresan en los tanques de agua de las centrales nucleares o en las fumarolas hirvientes, es ridícula. Escucho a nuestros hermanos no humanos riéndose por lo bajo: "salimos adelante sin vosotros antes de conoceros y ahora vamos a seguir adelante sin vosotros", cantan en armonía. La mayoría de ellos, los microbios, las ballenas, los insectos, las plantas con semilla y los pájaros todavía lo siguen haciendo. Los árboles de la selva tropical canturrean para sí mismos, esperando a que terminemos con nuestra arrogante tala y puedan volver a su trabajo de crecer como solían hacerlo. sus cacofonías y armonías continuarán mucho después de que nosotros nos hayamos ido.

Esto, que creo que es cierto, no quiere decir que Gea siga imperturbable, como antes de existir nosotros. Quiere decir que la vida que quede después de nosotros volverá a expandirse y una nueva biosfera resurgirá tras la extinción, como otras veces ha ocurrido en la historia de la Tierra. Ha habido varias extinciones masivas, por cambios ambientales, catástrofes cósmicas o por la propia actividad de la Tierra (Trampas Siberianas, finales del Pérmico, por ejemplo), y tras ellas la vida se ha diversificado y "recostruido" en toda su complejidad. Sin duda, nuestra explosión demográfica nos llevará a una crisis global y ésta a una extinción masiva en la que nuestra propia existencia correrá peligro, pero Gaia se recompondrá, como siempre lo ha hecho.
Un ejemplo de la visión "sobrenatural" que de Gea hacen muchos, me temo que por falta de conocimientos científicos y exceso de imaginación, lo tenemos en la película "Final fantasy":

No hay comentarios:

Publicar un comentario