30 oct. 2013

Heridos en la tragedia de Pozo Emilio se niegan a recibir al ministro de Industria

Antes de nada, expresar mi pesar y solidaridad con las familias de los seis mineros fallecidos el pasado lunes en León. El trágico accidente se debió a un escape de gas en el Pozo Emilio, situado en Pola de Gordón.
Recordar que los mineros llevan ya mucho tiempo luchando por su medio de vida contra un gobierno que no les ha querido ni escuchar, y que ha reprimido sin escrúpulos sus protestas. Para mi la lucha de este colectivo es ejemplo de lo que todos debiéramos hacer, contra una clase política que se enriquece y enriquece a sus amigos a costa de la miseria del pueblo español.
Pues bien, en un alarde de hipocresía repulsivo, el ministro de industria José Manuel Soria tuvo la poca vergüenza de ir a hacerse la foto con los heridos del accidente, y los mineros junto con sus familiares tuvieron la dignidad de negarse a recibir a este individuo.
José Antonio Colinas, delegado sindical de los mineros del Pozo Emilio, no se encontraba en el lugar de los hechos cuando ocurrió el accidente. Sin embargo, durante toda la tarde acompañó a las familias de las víctimas en el Hospital de León, donde fueron trasladados los heridos.
En declaraciones al diario El País confesaba la sorpresa de todos al ver aparecer al ministro de Industria, José Manuel Soria, en el hospital. "Le hemos echado, le hemos dicho que ni se le ocurriera aparecer por aquí, no sé cómo tiene la vergüenza de aparecer después de lo que nos ha maltratado", revelaba Colinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario