12 sept. 2014

Moderación de comentarios

Hasta ahora he permitido que cualquiera comente mi blog, y nunca he borrado un comentario, pero dada la polémica y las formas que me he encontrado en la entrada dedicada a Clara Requejo, me veo en la obligación de empezar a restringir lo que aquí se publica.
No pienso tolerar que nadie escudándose en publicar como anónimo insulte ni falte al respeto, en forma alguna, creo que el tono de mi blog no es el del plató de Salvamé, y tampoco lo van a ser los comentarios. Sin ese tipo de mamarrachadas he llegado a tener más de 100.000 visitas, y así pienso seguir.
Esta es mi web, dedicada a mi música y cuelgues varios y a noticias que a mí personalmente me resultan interesantes, no un cuadrilátero para darse hostias virtuales.
Un saludo a los que me leéis desde Lejos del Mar.

2 comentarios:

  1. Es verdaderamente lamentable, María, pero me temo que a veces es la única solución. La libertad de expresión no debe confundirse con el insulto gratuito. Alabo tu decisión. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha costado tomarla porque para mí era sensurar opiniones, pero lo de los comentarios anónimos para insultar no ya personas, sino ciudades enteras me ha superado. A veces da la impresión de que la gente no entiende lo que lee, porque no te explicas los ataques gratuitos que responden a algo que no has dicho. Gracias por visitarme, bienvenida a Lejos del Mar :)

    ResponderEliminar