24 may. 2014

Mañana, elecciones

No me ha gustado nunca que me quieran convencer de nada, así que entiendo que poca gente, de entre la poca que me lee, va a llegar a leer el final de esta entrada. Sin embargo quiero decir lo que pienso, quiero dar razones para lo que creo que hace falta hacer.

En este país ya sólo se dividen los electores en dos grupos realmente, aquellos que creen que el sistema es válido y los que creemos que no lo es. Los que creen que el sistema es justo y que funciona pueden elegir no votar simplemente porque no tienen especial interés en que nadie gane, elegir votar al partido que más les convence o elegir votar a uno de los mayoritarios simplemente porque si no piensa que su voto se perderá (el voto útil que sólo lo es para mantener el bipartidismo), o porque realmente quiere que siga gobernando el PPSOE, muchos sin saber que PP y PSOE son en realidad la misma cosa.

De estos, hay un colectivo bastante numeroso que irá a votar al PP o PSOE simplemente porque se beneficia de su entramado de influencias, desde el parlamento al más perdido y pequeño de los pueblos. Esta gente no faltará a las urnas, y son los primeros beneficiarios de la abstención.

De aquellos que creemos que el sistema no funciona, porque no está al servicio del pueblo sino de una élite, porque nació ya corrupto para que los poderes políticos y económicos se perpetuaran, y porque protege a la casta política permitiendo que se enriquezcan a nuestra costa, muchos protestarán contra el sistema no votando, yo sí voy a votar y os voy a explicar por qué.

La única manera que tenemos de cambiar el sistema y echar a los corruptos que nos arrastran a la miseria es sacarlos de los puestos de poder. Mientras sigan ganando en las urnas no será posible reforma alguna y menos iniciar un proceso constituyente. No podremos jamás conseguir una auténtica separación de poderes mientras de ellos dependa, y mientras la justicia sea sierva del estado nada tienen que temer, da igual los escándalos que salgan a la luz, siguen riéndose de nosotros. Hay que sacar de todos los puestos de poder a los partidos que llevan 30 años engañándonos, casi da igual quien entre en su lugar; si no es uno de ellos no tendrá el poder que ellos tienen, porque no tendrá los apoyos, el entramado de influencias que ellos tienen.

Sólo cuando echemos al PPSOE podremos esperar que algo cambie en este país, es un primer paso necesario; la otra opción es una revolución que dudo mucho que ocurra, estamos en el país de los borregos, somos pocos y no hay unión ni organización para hacer tal cosa.

Vota a otros, vota en conciencia a quien creas que entre todos puede ser el mejor o el menos malo, no te quedes esperando a ver como celebran en la calle Génova, el lunes, que siguen siendo los amos y que son los suyos quienes nos representan en Europa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario