24 jul. 2014

Víctimas de la moda [ Del glamour a la esclavitud ]

A mí no me entra en la cabeza. Quien me conozca conoce también mis cosas; si me gusta mi bolso ¿Por qué cambiarlo?, si mi chupa de cuero (falso) sigue abrigando y me va cómoda ¿para qué otra?. Compro lo que necesito, arreglo cuanto puedo (más de tres veces he arreglado ya mi sofá). Cuando todo el mundo cambiaba de móvil cada poco yo lo mantenía al menos dos o tres años, y luego lo ha usado mi hija. El mobiliario de mi casa es escaso y práctico... Reutilizo lo que puedo, y lo que ya no me vale pero está en uso procuro darlo, no tirarlo. No quiero enriquecer a nadie gastándome lo que no tengo en lo que no necesito.

Aquí veis por qué producen en el tercer mundo, y parece que es muy difícil para los políticos entender que esto se acabaría si no se importaran a los países de Europa y América estos productos. En lugar de eso quieren que nosotros trabajemos como lo hacen estos obreros, para que les salga aún más barato; se ahorran el transporte.

Nosotros podemos hacer algo respecto a esto, y es no comprar más de lo necesario y no comprar nada producido en estos países.

No hay comentarios:

Publicar un comentario