14 jul. 2014

El genocidio del pueblo palestino a manos de Israel

No voy a entrar en consideraciones de lo que hay en la base de la violencia en Palestina, Porque no creo que haya que justificar por qué está mal que se masacre a un país de sólo 4 millones de habitantes y sin ejército, más cuando los que ejecutan sin piedad tienen tal poderío militar que podrían exterminarlos a todos ellos sin poner un pie en su territorio.

Por desgracia lo que ocurre en Palestina es una cosa mas, en un mundo donde con tantos miles de millones de personas cada vez hay menos humanidad.

Estoy saturada de ver fotos de niños, que nada saben de conflictos, muertos o con lesiones que les amargaran el resto de su vida. Son personas, con ilusiones y sentimientos, no peones en el juego de los que viven en mansiones. No voy a poner imágenes, no os voy a mostrar ninguna porque yo después de verlas no me las puedo quitar de la mente.


Cuando me dicen que una revolución es violencia, que hay que ser pacifico, recuerdo que hay niños que duermen 6 horas junto a su maquina de coser, para enriquecer empresas como Zara. Recuerdo que el Congo está en guerra permanente para poder robarles el coltán. Recuerdo que el SIDA ha infectado toda África y los misioneros católicos en vez de formación y condones les llevan superstición...


Y ya si pienso en mi país se me cae el alma al suelo, porque hay niños pasando hambre por la especulación de unos pocos y se que nadie pagara por ello.


El orden mundial que quieren preservar para mayor gloria de multinacionales no es más que crimen muy bien organizado, y altamente lucrativo.

Como cantaba Evaristo, "violencia es la vuestra, asquerosos"


No hay comentarios:

Publicar un comentario