25 ago. 2012

Estas son nuestras armas

El verdadero enemigo que teme el poder es la cultura. Un pueblo crítico, capaz de sacar sus propias conclusiones, capaz de tomar sus propias decisiones es lo último que quiere la clase dirigente. Ellos quieren obreros obedientes, esclavos dóciles; no les interesa que haya estudiantes que se manifiesten, profesores que enseñen a pensar por uno mismo, ciudadanos que voten con criterio.
Como dijo el Che, "Un pueblo que no sabe leer es un pueblo fácil de engañar"
Durante ya décadas, nos han intentado convencer de que votar a quien no va a ganar las elecciones es perder nuestro voto; de esta manera han cerrado la puerta a cualquier nueva formación política, se han asegurado el gobierno permanente del PPSOE.
Jamás ninguno de estos dos partidos romperá la baraja, porque comparten el mismo chollo. Ellos mantienen sus privilegios, sus sueldos, sus dietas oscenas, su capacidad para "colocar" a dedo a quien les apetece a cargo de todos y sin labor útil (recordar que el hijo de Esperanza Aguirre es asesor del Ministerio de Economía ¿Los asesores no eran expertos en algo?).
Nos han creado la ilusión de que la aristocracia es cosa del pasado, pero ellos son la aristocracia ahora, los nuevos nobles que viven a todo lujo, mientras el pueblo sufre el paro y unos servicios públicos de vergüenza. Nos dicen que no hay dinero, pero no vemos qué recortes ni que austeridad practican en carne propia. En estos tiempos tan duros se permiten incluso subirse el sueldo ellos o a sus amiguites...
La educación y la información es nuestra mejor arma, por eso desmontan la escuela pública y quieren sensurar Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario