29 nov. 2012

Fallece la quinta víctima del Madrid Arena el día que se desvela que nadie avisó al Samur

En ELPLURAL.COM

El saldo mortal de la fiesta de Halloween acaba de aumentar esta tarde, cuando ha fallecido la quinta joven. María Teresa A.V., de 20 años, llevaba en estado crítico desde aquella fatídica noche "como consecuencia de lesiones cerebrales severas". Para colmo, hoy se ha conocido que ni el Ayuntamiento de Madrid ni la empresa promotora, Diviertt, avisaron al Samur o a los bomberos de que se iba a celebrar la fiesta; además de que el médico Simón Viñals, exconcejal del PP, paró demasiado pronto la reanimación de las víctimas, según el director general de Emergencias y Protección Civil.

La joven que permanecía ingresada en la Fundación Jiménez Díaz tras resultar herida de gravedad en la fiesta de Halloween del Madrid Arena ha fallecido este jueves, en torno a la 13.30 horas, “como consecuencia de lesiones cerebrales severas”, según ha indicado a Europa Press un portavoz del Hospital.
Quinta fallecida
María Teresa A.V., de 20 años, se encontraba en estado crítico desde hace casi un mes y estaba siendo mantenida con vida gracias a una máquina de respiración asistida. Presentaba el cerebro inflamado y el pecho torsionado debido al aplastamiento que sufrió en la avalancha que ha costado la vida a otras cuatro jóvenes.
Reanimación suspendida
Su muerte se ha conocido después de que en la Comisión de Investigación  compareciese el director general de Emergencias y Protección Civil, Alfonso del Álamo, quien ha criticado que el equipo médico encabezado por Simón Viñals paró demasiado pronto las labores de reanimación en varias de las víctimas mortales del Madrid Arena y ha explicado que ellos están, por protocolo, un mínimo de 30 minutos con la reanimación avanzada.
En concreto, Del Álamo explicó que efectivos del Samur encontraron en la sala botiquín del Madrid Arena al equipo médico contratado por la organización sin aplicar técnicas de reanimación avanzada a tres de las víctimas de la trágica fiesta de Halloween, cuando el servicio municipal de emergencias las lleva a cabo durante “un mínimo de 30 minutos antes de declarar a la víctima no viable”.
“El arte médico”
El médico Simón Viñals, exconcejal del PP en el Ayuntamiento , encargado del dispositivo sanitario de la fiesta y contratado por el organizador, Diviertt, detalló en la primera sesión que recuperar a las tres jóvenes que llevaron a la enfermería fue imposible dado que “a los 8 minutos de una parada cardiorrespitaroria la posibilidad de recuperación es cero”. “La recuperación era igual a la que se puede hacer a un cadáver que lleva 24 horas en un tanatorio”, llegó a afirmar.
Al ser preguntado Del Álamo por parte del socialista Jaime Lissavetzky sobre las supuestas contradicciones entre el informe del Samur y la declaración de Viñals, el director general de Emergencias ha detallado que cuando el supervisor de guardia del Samur entró en la sala botiquín del Madrid Arena vio que el equipo sanitario contratado por el promotor no estaba aplicando maniobras de soporte vital avanzado a dos de la víctimas mientras que a una tercera se le estaba haciendo el básico. “El arte médico de cada uno que lo defienda donde corresponda”, ha apostillado Del Álamo.
El Samur no estaba avisado…
Además, la comparecencia del director ha servido para saber que el Samur no fue alertado de este evento, de modo que no se pudo diseñar un dispositivo preventivo. A eso ha unido que “no hay servicio preventivo que pueda soportar un aforo que es el triple de lo establecido”. A pesar de que no hubo comunicación previa ni petición de servicio por la dirección de Actos Públicos ni por la promotora, el jefe de departamento del Samur se enteró del evento por un correo electrónico de la Policía sobre previsión de actos para la noche, de modo que la jefa de guardia decidió establecer dos unidades en la Casa de Campo, una en la entrada por la avenida de Portugal y otra por Lago.
Una vez alertados de los trágicos sucesos, la presencia del Samur llegó “en un tiempo extraordinario”, en palabras Del Álamo, que ha detallado que antes de llegar al botiquín -donde se encontraban tres de las víctimas- “atendieron dos paradas cardiorrespiratorias en el exterior”.
… y tampoco los bomberos
En cuanto a la actuación de los bomberos, el director general de Emergencias ha asegurado de nuevo que no tuvo entrada información o requerimiento alguno sobre el evento. Sobre los planes de autoprotección ha explicado que “son responsabilidad del titular de la actividad y en determinadas ocasiones del promotor”. Sobre el plan de autoprotección del Madrid Arena ha confirmado que lo tiene, tal y como establece la Ley de Espectáculos Públicos,  y que fue aprobado en mayo de 2005. El pasado 31 de octubre fue comunicado favorablemente el plan actualizado.
En este punto, Del Álamo ha insistido en que “en ningún caso es competencia de la Administración pública informar o elaborar planes de protección ya que la ley dice que es responsabilidad del titular”, es decir, de Madrid Espacios y Congresos (Madridec) en el caso del Madrid Arena.

 Tras la tragedia, y estando esta chica agonizante en el hospital, la alcaldesa no electa de Madrid, Ana Botella, estaba en un lujoso spa, eso sí; según ella sin dejar de pensar en el drama que vivían cinco familias que o lloraban a sus hijas o esperaban el fatal desenlace.

Aquí dejo la foto que tenía esta chica en su tweeter. Ella, y otras cuatro personas más, no son victimas de ningún accidente, sino de la avaricia y el amiguismo. No se cumplió la ley, quizás porque quien debía velar por su cumplimiento no tenía interés en hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario