24 nov. 2012

Los trabajadores de TVE denuncian "prácticas intimidatorias" de la dirección de informativos

El órgano de representación de los trabajadores de la información denuncia que "varios profesionales" del programa 'Informe Semanal' "han sido advertidos o expulsados del programa tras ejercer su derecho a retirar la firma de algunos reportajes en los que la Dirección ha impuesto una línea editorial" contrarias a la objetividad y pluralidad a la que debe someterse la cadena pública

ALEJANDRO TORRÚS Madrid 24/11/2012 08:47 Actualizado: 24/11/2012 08:47

Una imagen de Torrespaña, sede de los servicios informativos de Televisión Española.
La manipulación, la censura y las prácticas intimidatorias han vuelto a TVE. La cobertura de las elecciones en Galicia y Euskadi , el reportaje de Informe Semanal sobre la carrera política de Esperanza Aguirre o la cobertura del caso del Madrid Arena ha dado muestras de ello, pero ya ha llegado la confirmación. El Consejo de Informativos, órgano representativo de los profesionales de la información de la televisión pública, ha dado la voz de alarma y ha denunciado “prácticas intimidatorias” de la dirección de informativos contra los profesionales que han retirado su nombre de informaciones como muestra de “disconformidad con la línea, el enfoque o el propio contenido impuesto por la dirección”.
Es decir, la dirección de informativos no tiene suficiente con imponer el contenido de las informaciones a los trabajadores violando la “independencia profesional” de la que gozan legalmente por el Estatuto de Información sino que “intimida” a aquellos que se niegan a firmar las informaciones impuestas por la dirección. Manipulación e intimidación vuelven a estar unidas en la televisión pública del Gobierno del Partido Popular.
"La dirección parece interesada en imponer una 'ley del silencio'", denuncia el comunicado de los trabajadores
“La Dirección parece interesada en imponer una 'ley del silencio' que daría al traste con los derechos profesionales regulados en los últimos años y con la credibilidad del servicio público que debemos a los ciudadanos”, asevera el comunicado del órgano de representación de los trabajadores.

El caso Madrid Arena, el detonante

Según ha podido saber Público, el conflicto se inició tras la renuncia de un realizador de la cadena pública de firmar el reportaje Halloween en el Madrid Arena que Informe Semanal emitió el pasado 3 de noviembre. La negativa del trabajador a firmar la información ocasionó que la dirección del programa excluyera al realizador del equipo de trabajo. Tras este choque, 260 profesionales de la Corporación suscribieron una carta en apoyo al trabajador y “en contra las presiones que menoscaban la labor y el buen hacer profesionales”.
La reacción de la dirección de informativos, cuya cabeza visible es Julio Somoano, y según afirma el comunicado, ha sido optar por una “práctica intimidatoria” hacia los trabajadores que han defendido la libertad de información “mediante la práctica de imposiciones, advertencias de sanción o el cambio de destino”.

La dirección de 'Informe Semanal' lo niega

El comunicado remitido por el órgano de representación de los trabajadores ha sido contestado de manera inmediata por la dirección de Informe Semanal mediante un texto remitido a los trabajadores de la cadena al que ha tenido acceso público. En él, la dirección niega con “rotundidad intromisiones o coacciones en la labor informativa de los profesionales del programa”.
“Nos consta que la persona a la que se alude como objeto de supuestas presiones mostró su disposición a dejar el programa y, que pese a haber pedido al Consejo de Informativos no ser instrumentalizado en una ofensiva de signo político que no comparte, se ha encontrado con la desagradable utilización de su caso de forma no consentida”, asegura.
No obstante, el comunicado de la dirección de Informe Semanal va más lejos del desmentido y denuncia que “tiene que enfrentarse a la dejación de funciones de algún profesional que, en algún caso, podría justificar la apertura de un expediente disciplinario”. Asimismo, la dirección asegura que lleva “tres meses intentando solucionar los problemas que genera la negativa de algunos miembros del equipo de realización del programa a realizar la emisión del mismo, tal y como contempla su categoría profesional”.

Texto en Público.es
No hace falta que denuncien el tema los trabajadores, basta ver los informativos de la televisión pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario