12 ago. 2012

Los hombres con estrés las prefieren gordas

En LasProvincias.es. No dice si las mujeres estresadas también los prefieren gordos o no...

El estilo y la manera de vida pueden cambiar la percepción sobre la silueta ideal

11.08.12 - 19:44 -

Los hombres con estrés las prefieren gordas
Dos modelos de talla grande posan en ropa interior./ Archivo
Las curvas vuelven a estar de moda. Así se desprende del estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Westminster en Londres que sugieren que cuando un hombre está sometido a situaciones estresantes tiende a alterar sus gustos con respecto al físico de las mujeres. Un fuerte estrés -según la citada investigación- hace que los hombres prefieran a féminas obesas como compañeras de vida.
Los expertos creen que esta elección, tan poco coincidente con la moda que impera en Occidente, tiene que ver con la idealización de los rasgos morfológicos adultos, como una gran talla corporal, cuando las cosas se ponen feas. Además, consideran que las condiciones ambientales estresantes pueden influir en la elección amorosa.
Para llegar a dichas conclusiones se compararon las preferencias de un grupo de hombres a los que se les pidió que hicieran una serie de tareas que implicaban trabajar bajo cierta presión, como la realización de discursos públicos y entrevistas, con las de otro grupo que no estaba bajo situaciones estresantes. Antes y después midieron -sin revelarles los propósitos de la dinámica- las cualidades de sus prototipos de Venus. El grupo estresado encontró más atractivas las figuras que iban del peso normal al sobrepeso que el grupo de no estresados y, por lo general, el tipo de las mujeres que les gustaba era más amplio.
La alimentación también influye
A pesar de que muchos estudios consideran que las preferencias con respecto al peso son innatas, las últimas averiguaciones demuestran que esta teoría no es del todo cierta. En contextos donde hay escasez de alimentos se tiende a buscar una pareja corpulenta, contrariamente a lo que sucede en aquellas ciudades donde hay abundancia y el ambiente es más relajado. No obstante, estos cambios son comparativamente menores en relación a los que existen entre diferentes contextos culturales, pero sugieren que ciertos factores pueden combinarse con otros y provocar estas alteraciones. La investigación corrobora además que las percepciones en torno al atractivo físico varían dependiendo de los niveles de estrés psicológico vinculados a diferentes estilos de vida.
En términos de psicología evolutiva, el ser humano trata de adaptar sus preferencias a lo que está más acorde con un ambiente en particular. Lo que demuestra, según los científicos, cómo condiciones ambientales variables pueden alterar la percepción popular de una silueta atractiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario