12 sept. 2012

La policía nos va a pegar

Comunicado de la plataforma En Pie

Desde que empezó a circular la idea de rodear el congreso, en todas nuestras cabezas surgió la idea de que la policia, cumpliendo sus funciones, nos iba a pegar hasta en el carnet de identidad. Normal, es su trabajo.
Qué pasaría, si por ejemplo, al cometer una infracción de tráfico el agente de la guardia civil o de la policia municipal, no solo nos multase, sino que además nos diese una bofetada, una patada o una colleja. Pues que nuestras cabezas no están programadas para aceptarlo como normal, nos indignaríamos y seguramente pondríamos una denuncia al tal agente, pero nuestras cabezas están perfectamente programadas para ver como normal que una manifestación pacífica sea brutalmente desalojada por la policia y los media, cumpliendo también con su “trabajo”, nos informen de que la “policía tuvo que emplearse a fondo para conseguir que cientos de ciudadanos desalojasen la plaza pública de …” Ains, nuestras cabezas nos juegan malas pasadas!!!
Bien, ya hemos visto que es normal, que lo tenemos asumido, que sabemos que las cosas funcionan así, pero la pregunta que me hago ahora es si además de ser norma, es legal. Y aquí me llevo una gran sorpresa, porque no es legal (de momento), resulta que como somos tan hipócritas, en todos los aspectos, quedaría feo que nuestro tan avanzado ordenamiento jurídico hubiese un artículo que pusiese: “en función de la causa de la protesta, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado podrán liarse a porrazos, pelotazos y gasear a la masa allí congregada” No, nuestro ordenamiento jurídico habla de proporcionalidad, habla de que la violencia debe ser el último recurso y siempre utilizarse cuando los métodos no violentos hayan resultado infructuosos. y que debe reducirse al mínimo requerido por la situación.
Bueno, pues si es ilegal y estas actuaciones pasan a plena luz del día, hay infinidad de pruebas fotográficas que las demuestran, cómo es posible que no haya ningún caso de condena institucional a esas prácticas, salvo alguna muy muy anecdótica… supongo que será que en la cabeza de nuestros jueces es también normal que la policia le pegue a los manifestantes que utilizan los espacios públicos para manifestarse, aunque estas sean pacíficas. Supongo que nuestros ministros de Interior y Justicia, muy ocupados y preocupados por los robos de carritos del super les parecerá normal que un chaval muera en un callejón por un pelotazo mal dado de un supuesto miembro de nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, que es normal que esos mismos cuerpos entren en un pueblo en busca y captura de mineros porque no hay nada peor que protestar.
Y gente, aquí llego a mi conclusión, mientras en nuestras cabezas eso sea visto como “normal” seguirá pasando y lo que es peor, seremos cómplices de que siga pasando.
No, no es normal que nos peguen, no tienen esas atribuciones, no se las hemos dado. Juegan con nuestro miedo, saben que existimos muchas personas que ante la sola idea de que nos van a pegar y además añadida a la “evidencia” de que protestar no sirve para nada nos quedaremos en casa. Tendremos que sacar valentía de donde no la haya y decir aquí estamos temblando de miedo, pero estamos porque nos da más miedo que los golpes de un poli vocacional las palizas indoloras que nos lanzan las instituciones y que no distinguen entre los que pegan y los que reciben los golpes.
25S rodeamos el Congreso”

Mas sabe el diablo por viejo que por diablo, y voy a añadir un comentario de mi cosecha. Sí, almas cándidas, nos van a pegar, no nos van a decir el número de placa y además, si se lo pedís os van a pegar más. Y nadie se extrañe si hay alguno que no precisa motivo, que el uniforme es patente de corso para que algún que otro tio chulo haga lo que más le gusta: joder a la gente. Si salimos a la calle se va a liar, no nos van a dar las llaves del Congreso para que protestemos allí; van a intentar que ni lleguen los autobuses. ¿Qué la gente tiene miedo? A mi se me ponen los pelos de puntas sólo con darme cuenta que me están mirando, pero el valor no es no tener miedo, sino tenerlo y seguir hacia delante.
Pues nada, seguid esperando que la ley os ampare, pero mi consejo es llevar calzado cómodo por si teneis que correr.
Qué inocente que es la gente. 
Por cierto, se ha dado autorización para una manifa de ultraderecha el mismo día que la promovida por la plataforma EnPie. ¿Por qué? para ver si hay ostias entre nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario