23 sept. 2012

Lujos para Cospedal, sacrificios para los ciudadanos

Diez mil empleados públicos a la calle, cierre de plantas hospitalarias, clausura de un centenar de colegios rurales, derogación de la gratuidad de los libros de texto y congelación de la aplicación de la Ley de Dependencia, entre otros brutales recortes, han sido llevados a cabo por María Dolores Cospedal en Castilla-La Mancha en aras del sacrificio y la austeridad, mientras que ella y su Gobierno se permite el lujo de consumir un agua mineral de 27,18 euros la caja de seis botellas.


Numen, el agua que “se ha creado para satisfacer a las personas que valoran los pequeños placeres de la vida y disfrutan con la combinación del lujo y la salud”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario