5 nov. 2012

Educación pretende suplir las bajas de interinos con estudiantes universitarios

 En El Ventano.

El Ministerio de Educación apoya la utilización de estudiantes universitarios para realizar tareas educativas en centros públicos de Zaragoza que han sufrido recortes en sus plantillas de profesorado. La idea ha sido propuesta por la organización Save the Shildren, dentro del Plan de Actividades Solidarias suscrito con la Universidad de Zaragoza.



La propuesta ha sido recibida con muchas reticencias en los centros porque intuyen que es una forma de sustituir profesionales por voluntarios sin ninguna experiencia educativa, aunque la decisión final la tendrán que tomar los consejos escolares.

Las actividades a realizar por los estudiantes son de dos categorías. Las que no requieren formación específica las podrán realizar estudiantes de cualquier grado y postgrado de la universidad, mientras que aquellas para las que sí se requiere formación están destinadas a alumnos de últimos cursos de grados o para determinados estudios.

Dentro del primer grupo, los estudiantes realizarían tareas de refuerzo educativo en horario extraescolar, colaboración en la atención a niños con necesidades específicas de apoyo educativo, apoyo al maestro especialista en los centros de integración preferente del alumnado con necesidades especiales o colaboración en las actividades curriculares, lectivas y complementarias en los colegios que escolarizan alumnos con necesidades específicas, entre otras.


Las actividades que precisarían de formación incluirían la atención y seguimiento de alumnos a los que se haya expulsado, colaboración con servicios de orientación o tutorías individualizadas con alumnos en situación de riesgo de fracaso escolar o abandono.

El programa, que se aplicaría a centros de Primaria y Secundaria y por el que los universitarios obtendrían un número de créditos, contiene tareas muy delicadas para que las puedan realizar estudiantes sin la formación adecuada y sin ningún tipo de experiencia, afirman los profesores.

Algunas entidades sociales no acaban de entender que Save the Children haya realizado esta propuesta y que la Universidad de Zaragoza la haya aceptado. Los centros públicos de Aragón han sufrido un recorte de unos 1.200 interinos en sus plantillas, según datos ofrecidos por sindicatos del sector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario