24 jul. 2012

Se les revuelven los perros

Policías, guardias civiles y militares preparan un “agosto caliente”: Boicot de actos oficiales, huelga de bolis caídos, y unirse a las protestas en actos de servicio

Los agentes de Policía y Guardia Civil y los militares también se han visto perjudicados por los nuevos recortes anunciados por Mariano Rajoy, y preparan un "agosto caliente" para hacer visible su malestar, a través de protestas públicas y actos de presión al Gobierno.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el calendario de actuación se cerró en una reunión celebrada ayer lunes, y a la que acudieron las principales asociaciones de Policía y Guardia Civil, como UFP, SUP, CEP, AUGC, UGC, o ACAIP, que mantuvieron una primera toma de contacto el pasado jueves 19.
Los representantes de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado constituyeron la Plataforma Sindical y de Asociaciones Profesionales con el objetivo de establecer qué acciones llevar a cabo para hacer patente su enfado por los últimos recortes y presionar al Gobierno.
Agosto marcará el inicio de los actos de protesta
Las fuentes consultadas por ECD explican que el objetivo es “protagonizar un verano caliente para los miembros del Gobierno, a los que se les transmitirá un mensaje claro de que no somos sus cómplices para acallar las protestas porque nosotros también somos afectados”.
Estas son algunas de las acciones que tienen preparadas las asociaciones:
--Boicotear actos públicos de miembros del Gobierno: Para cualquier acto que requiera protección policial o de la Guardia Civil por la presencia del presidente o algún alto cargo, “avisaremos pocas horas antes a compañeros fuera de servicio, a familiares, a amigos o compañeros jubilados para que acudan allí y protesten por nosotros”. Ese aviso se realizará “por correo, mensajes de texto o ‘wasap’ para convocar a la mayor gente posible”.
--Huelga de bolis caídos: Como medida de protesta, los policías y guardias civiles tienen pensado reducir el número de multas y denuncias por Tráfico: “El mensaje es que bajándonos el sueldo sólo consiguen recaudar menos dinero que ahora”. Esta medida de presión ya se realizó hace un año, cuando el Gobierno Zapatero redujo un 5 por ciento el sueldo de todos los empleados públicos.
--Unirse a las protestas en actos de servicio: Los antidisturbios “ya se han dado la vuelta en las barreras-cadenas que les mandan hacer para unirse a los manifestantes”.
--Otras medidas: También se está analizando la posibilidad de hacer una huelga ‘a la japonesa’, produciendo aún más “para escenificar que todos estamos pringados”. Además, los policías planean realizar quejas públicas durante la celebración del día de su patrón, el Santo Ángel Custodio.
La “paciencia” finita de los militares
Los militares también serán una pieza fundamental de las manifestaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra los recortes del Gobierno. El colectivo castrense, a través de algunas de sus plataformas y asociaciones, ha advertido que a los militares “también se les acaba la paciencia”.
La Asociación Unificada de Militares Españoles, por ejemplo, ha animado a sus afiliados que participen en su calidad de ciudadanos, dentro de la legalidad, en las movilizaciones sociales que puedan producirse en relación con los recortes que en derechos y en retribuciones se derivan del Real Decreto-Ley 20/2012., aprobado por el Gobierno.-
Para los militares, "arremeter contra el funcionariado, contra los militares, de esta forma unilateral desde una clase política que día tras día nos ilumina con bajezas, desaires y falta de ideas para afrontar esta situación, no nos merece gran respeto –salvo el obligado por nuestra función-".

En http://www.elconfidencialdigital.com. Vaya, parece que los lacayos no son tan fieles...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario