29 jul. 2012

El motor del progreso

Texto de Maria Claudia Cambi
¿EL MOTOR DEL PROGRESO?

El discurso dominante -al menos desde el neoliberalismo- insiste en hacernos creer que el incentivo económico es el que principalmente hace avanzar una sociedad, y que sin él no habría progreso. Por tanto, no debería limitarse ni regularse. Sin embargo:


1) El afán de lucro acaba con amistades y separa familias.

2) El afán de lucro de las farmacéuticas hace que no comercialicen medicamentos que curen sino que deban tomarse toda la vida.
3) El afán de lucro de las empresas de comunicación hace que la información sea una mercadería que nos falsean, y ocultan o difunden según sus intereses.
4) El afán de lucro fabrica golpes de Estado.
5) El afán de lucro invade países.
6) El afán de lucro desprecia los Derechos Humanos porque normalmente son un estorbo a su realización.
7) El afán de lucro llevado a su máximo exponente juega a los dados -marcados- con los destinos de los países y con la sostenibilidad de sus servicios públicos.
8) El afán de lucro es incapaz de comprender que lo que de verdad mueve al mundo es -como me dijo un amigo poeta- la pasión por lo que se hace, el amor y la solidaridad, y por eso el afán de lucro cree que quienes luchan contra él lo hacen por envidia, sin entender que existan personas con sentido de la solidaridad y la justicia.
9) El afán de lucro olvida que ese papel llamado dinero por el que tanto daño provocan es puramente virtual, que con sólo otro papel llamado Ley puede perder todo su valor, que es algo artificial y que sólo ha estado en la historia del mundo, en la época más reciente.
10) Éste lo dejo a vuestra creatividad, que también es otra cosa que mueve el mundo.

Cuando le preguntaron a Jonas Salk (el investigador que descubrió la primera vacuna contra la poliomelitis , uno de los más grandes avances médicos) si la había patentado, contestó: "No hay patente, ¿se puede patentar el Sol?" A Salk no lo movió el lucro.


(María Claudia Cambi)

No hay comentarios:

Publicar un comentario