7 sept. 2012

La Relatividad (Investigación y Ciencia, marzo 1912)

Hace ya un siglo, se hablaba así de la relatividad:

Algunos opinan que los conceptos de la física moderna bordean, si no invaden, el terreno de la metafísica. Hemos afirmado que la masa de un electrón aumenta con la velocidad; y ese aumento es tal que, a la velocidad de la luz, la masa del electrón se hace infinita. En otras palabras, en la naturaleza resulta imposible el movimiento a una velocidad superior a la de la luz. Antes de que ese principio quedase plenamente establecido (por James Clerk Maxwell y otros), un eminente científico alemán (Arnold Sommerfeld) resolvió la dinámica de los sistemas que se mueven a mayor velocidad que la luz (unas partículas hipotéticas que luego se llamaron taquiones). He aquí un resultado, una paradoja, de aceptación muy difícil para muchas personas y al que de inmediato las objecciones surgen por sí solas. Ha sido al reflexionar sobre dichas objecciones cómo los científicos (Albert Einstein y otros) han acabado formulando el "principio de la relatividad". Ese notable principio constituye la doctrina más esencial de la física moderna. Sostiene que la masa, la longitud y el tiempo son relativos.
John W.N. Sullivan

Esta es la razón por la que, si las teorías son correctas, no importa lo que avance la tecnología, jamás podremos viajar a las estrellas ya que se hallan a años luz de nosotros, aún las más cercanas. Sin embargo no hay verdades absolutas en la ciencia, así que quedan puertas abiertas.
Hoy cumple Star Trek 46 años, y seguimos sin poder ir más allá de nuestro satelite, al que por cierto sólo se tendrá interés por visitar si la fusión fría se hace una realidad porque allí encontraremos el combustible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario