16 jul. 2012

AUME: El aguante de los militares tiene un límite

AUME advierte de que el aguante de los militares “tiene un límite”

Imprimir PDF
Avisan de que no se quedarán “con los brazos cruzados” ante los recortes motivados por la crisis. “Hemos sido pacientes, tolerantes, solidarios y firmes en estas convicciones de altruismo y de arrimar más aún el hombro cuando toca, pero estas capacidades tienen un límite”, advierte en una nota de prensa la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME). “Nuestras familias y nuestra propia dignidad no permiten que seamos tratados como comodines de valor infinito”, señala ante los nuevos recortes que el Gobierno ha aprobado para toda la función pública. Y recuerda que los militares “desde el comienzo del ‘reconocimiento’ de la crisis han sufrido ya varios recortes que no han hecho más que agravar una situación que ya venía siendo complicada”.
“No vamos a quedarnos con los brazos cruzados mientras se nos hace pagar por algo que no hemos hecho y se nos trata como a unos cabezas de turcos”, advierte esta asociación. Por ello, la AUME anuncia que se sumará “a toda iniciativa ciudadana que plantee la defensa de unos derechos que no hemos debido perder”. También asegura que “no va a dejar de lado a las clases más desfavorecidas de las Fuerzas Armadas”. Y afirma que “no es entendible que un militar que se ha jugado la vida en una guerra e incluso habiendo sido herido se le pueda dejar en la ‘calle’, sin protección alguna en un entorno ciertamente hostil”.
Además, AUME se propone “denunciar públicamente todos aquellos gastos superfluos que en el ámbito de las Fuerzas Armadas aún se continúan permitiendo. Celebraciones de patronos, aniversarios, tomas de mando, aniversario de promociones, utilización de pabellones de cargo, utilización de vehículos oficiales, despedidas de promociones, bodas de plata, juras de banderas civiles, participación en fiesta religiosas... son gastos superfluos que son radicalmente inadmisibles en la actual situación de crisis y ante la rebaja de nuestros sueldos”. Y al mismo tiempo, la asociación “va a proponer acciones encaminadas al ahorro en la Fuerzas Armadas, entre las que destaca la racionalización de horarios para reducir el gasto en combustible, alimentación, agua, calefacción, aire acondicionado y otros gastos que debido a las jornadas partidas se disparan en las instalaciones militares”. Y señala que “va a ser totalmente beligerante” contra todas aquellas medidas que sin suponer un ahorro económico supongan pérdida de derechos conquistados.
Además, AUME va a aumentar su reivindicación para una reforma de la Ley de la Carrera Militar en profundidad para que los actuales cambios y recortes no hunda aún más la situación profesional y familiar de los miembros de las Fuerzas Armadas, afirma. “No sólo la reforma ha de hacerse en profundidad sino que se tiene que poner en marcha cuanto antes debido precisamente a esta actual situación”, señala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario